Estudio Revela que Las Almendras Ayudan a Bajar Ansiedad Entre Comidas

Investigación arroja nuevas evidencias que respaldan el impacto que tienen las almendras en la saciedad y ayuda para el control del peso.

La obesidad es reconocida como un factor de riesgo de múltiples enfermedades, desde diabetes hasta cáncer. A medida que las tasas de sobrepeso y obesidad se incrementan a nivel global, expertos en nutrición continúan investigando cómo una buena opción alimentaria puede ayudar a las personas a controlar su peso. Elegir alimentos que promueven la saciedad—aquellos que nos hacen sentir satisfechos—puede ser de ayuda en el control de peso, y un reciente estudio de University of Leeds identifica a las almendras como uno de estos alimentos.

 

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el 74,2% de la población adulta en nuestro país sufre de sobrepeso u obesidad, cifra que lo sitúa en el segundo lugar, después de México (75,2%), incluso superando a Estados Unidos (71%).

En cuanto a obesidad en adolescentes, la situación no es más auspiciosa. En el caso de Chile, el Mapa Nutricional Junaeb 2020, señala que un 54,1% de niños y adolescentes en prekinder, kinder, primero básico, quinto básico y primero medio, presentan sobrepeso u obesidad.

Por la preocupante situación que enfrenta la sociedad mundial respecto a la enfermedad del sobrepeso y obesidad es que se desarrolla el estudio el cual indicó que las personas que comían almendras de snack (en comparación con galletas con energía equivalente) a media mañana reportaron tener menos hambre en general, resultando en un menor deseo inconsciente («deseo implícito») de consumir otros alimentos altos en grasa, lo cual podría ser de utilidad en el control de peso. El estudio no vio diferencia en el consumo total de calorías de todo un día con el snack de almendras, pero sí vio una reducción en las calorías consumidas durante el almuerzo que se consumió 2 horas después del snack.

 

La investigación también arrojó que el coeficiente de saciedad (medida de la capacidad de saciedad que tienen los alimentos con relación a su contenido de energía) fue más fuerte inmediatamente después de comer las almendras que con el alimento de comparación (galletas) y las participantes percibieron que las almendras eran un snack más saludable. El investigador líder del estudio, Profesor Graham Finlayson, Presidente de Psicobiología de University of Leeds (RU), indicó: “Los hallazgos muestran que las almendras suprimieron el hambre entre comidas, pero también redujeron el valor de recompensa de otros alimentos altos en energía. Los consumidores asocian las almendras con control de peso exitoso, lo que podría ayudarles a mantenerse por el buen camino para llevar una dieta saludable».

 

El estudio examinó el efecto de consumir almendras como snack de media mañana en comparación con un snack similar en energía y peso (galletas saladas) o el peso equivalente de agua (control de energía cero). En un diseño cruzado, las participantes comieron un desayuno fijo y después un snack de media mañana. Se midieron el apetito, el consumo de energía las 24 horas, los antojos y las percepciones de consumo de los snacks bajo condiciones de laboratorio para determinar el impacto del snack de almendras. Su objetivo fue evaluar el efecto de consumir almendras como un snack de media mañana, en comparación con un control de energía cero de igual peso (agua) y un snack comparable equivalente en energía y peso (galletas saladas) en las medidas de control de apetito, incluyendo sensaciones de apetito, consumo de energía, antojos (gustos) y percepciones de consumo, y determinar el coeficiente de saciedad.

En el estudio participaron 42 mujeres británicas (edad: 26.0 ± 7.9 años, IMC: 22.0 ± 2.0 kg/m²).

 

Resultados:

  • El estudio halló que las personas que comían almendras de snack (en comparación con galletas con las mismas calorías o agua) a media mañana reportaron tener menos hambre en general.
  • No hubo diferencia en el consumo de energía durante 24 horas en el grupo de almendras en comparación con el grupo de galletas o de control cero energías, aunque el estudio sí vio una reducción en las calorías consumidas durante el almuerzo que se comió 2 horas después del snack de almendras.
  • Las almendras suprimieron el antojo (deseo implícito) de consumir otros alimentos altos en grasa y demostraron un coeficiente de saciedad más alto que con las galletas.
  • Las participantes percibieron a las almendras como un snack más saludable, que se alinea con un control de peso exitoso.
  • Los investigadores notaron que el consumo de energía general durante todo el día no difirió significativamente entre los grupos que comieron almendras de snack y el de control de energía cero (agua), lo que sugiere que se pueden incorporar almendras en la dieta sin proveer un exceso de calorías.

 

Conclusiones:

  • El estudio resolvió que las personas que comieron almendras como snack (en comparación con galletas con energía equivalente) a media mañana reportaron tener menos hambre en general cuando consumían almendras en comparación con galletas o agua.
  • Los hallazgos muestran que las almendras suprimieron el hambre entre comidas y redujeron el valor de recompensa (o deseo) de otros alimentos altos en energía. Esto hace que sean menos propensas a comer estos alimentos cuando se enfrentan a ellos fuera de una situación controlada en un laboratorio.
  • Los consumidores asocian las almendras con un control de peso exitoso que podría ayudarles a mantenerse por el buen camino para llevar una dieta saludable.

 

Una porción de 28g de almendras tiene 130 calorías, proteína (6g), fibra dietética (4g), vitaminas y minerales incluyendo vitamina E (8mg), magnesio (81mg) y potasio (220 mg), lo que hace de ellas una deliciosa opción como snack y una adición ideal a las dietas de personas que buscan controlar su peso.

Editor Diario Santiago

https://eldiariosantiago.cl

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *