noviembre 26, 2022

Detrás de una linda sonrisa, hay un adecuado desarrollo integral del cuerpo

 Detrás de una linda sonrisa, hay un adecuado desarrollo integral del cuerpo

Mantener los dientes bien alineados, una mordida adecuada o recomponer un diente perdido, no solo da un sentido de estética y belleza, sino que implica un tema de salud general, ya que una boca y dientes sanos son verdaderos estimuladores de nuestro sistema nervioso.

 

Después de 36 meses utilizando mascarillas, la vuelta a la normalidad pone nuevamente sobre las prioridades de muchas personas asistir a especialistas odontológicos para lucir una linda sonrisa, sin saber que, en realidad, el mantener los dientes bien alineados, una mordida adecuada o recomponer un diente perdido, no solo da un sentido de estética y belleza, sino que implica un tema de salud general, ya que una boca y dientes sanos son verdaderos estimuladores de nuestro sistema nervioso. Así, si bien los pacientes entran por la belleza de la sonrisa, en verdad la boca encierra un mundo muchos más complejo.

Constanza Uribe, Fundadora y directora clínica de Kínder Sonrisa, con especialidad en ortodoncia y ortopedia maxilofacial de la Universidad de Chile, señala que la mayoría de los pacientes que tienen problemas neurológicos degenerativos o patologías congénitas crónicas, son pacientes que tienen una mala salud bucal, puesto que está comprobado que, a mayor inflamación del cuerpo, mayor probabilidad de enfermedades crónicas, y en eso la boca pasa desapercibida, pero es esencial.

Llevar una vida sana o seguir las tendencias fitness, no radica solo en la alimentación y el deporte, sino que implica también un buen diagnóstico y tratamiento mandibular, ya que una mala mordida puede producir dolores cervicales, de espalda, fracturas de dientes, bruxismo, ya que tiene directa relación con el desarrollo esqueletal del cuerpo. Incluso es fundamental para los deportistas de alto rendimiento, ya que una mala mordida hace que el cuerpo trabaje distinto de un lado que del otro, sin que puedan sacar su máximo potencial de rendimiento ni mejorar integralmente su trabajo muscular”, explica la Dra. Uribe.

Por esto, se recomienda asistir a una primera consulta con el ortodontista entre los 4 y 6 años, con el objetivo de prevenir y apoyar la salud integral de los niños. Durante esta etapa, los padres acuden generalmente al control sano del pediatra o se preocupan de ir al dentista para revisar si tienen caries, pero se genera un vacío de diagnóstico clínico respecto de su desarrollo maxilofacial, es decir de sus huesos y dentición. “Esto es sumamente importante porque el maxilar, el hueso que va pegado al cráneo, solo crece si está bien estimulado por una respiración nasal adecuada y una correcta postura de la lengua. Hoy hay muchos niños con problemas respiratorios que son diagnosticados con Déficit Atencional, cuando en realidad es que no están respirando bien. Al corregir el paladar, duermen, respiran mejor y están con mejor humor, pero un niño no sabe decirle a su mamá que no está respirando tan bien”, agrega Constanza.

Si bien el primer molar definitivo aparece a los 6 años y marca el inicio de una dentición definitiva y los primeros pasos de cómo va a ser la mordida del niño, la especialista recomienda realizar un diagnóstico previo y multidisciplinario. “Hay niños de 4 años con paladares muy pequeños que al corregirlos a edad temprana los ayudas para que tengan una cavidad bucal que les permita respirar bien, desarrollar el habla y tener una mejor maduración neurológica. Además, un paladar pequeño se traduce en más bruxismo y la mandíbula se empieza a enchuecar, lo que puede conducir a alteraciones de la espalda, escoliosis y problemas de postura. Si arreglamos el paladar pequeño y arreglamos la mandíbula cruzada, el niño empieza a crecer de manera armónica”.

Tecnologías lúdicas que mejoran la comprensión

Para muchos ir al dentista puede ser similar a la experiencia con el mecánico. Se hace una revisión, se recibe una explicación técnica muchas veces incomprensible y se sale con un gran presupuesto y la necesidad de tener que confiar en el especialista. Hoy, la tecnología digital permite que los pacientes puedan ver y comprender de mejor manera su diagnóstico clínico, mejorando la comunicación y confianza.

El ITERO es un scanner intraoral que no trabaja con radiación, sino que va tomando muchas fotografías por segundo y genera un modelo digital en 3D de la boca, lo que antiguamente se hacía con moldes de yeso- pero con el valor agregado de que se demora dos minutos, es indoloro y su alto nivel fotográfico produce una traslucidez de las caries permitiendo su identificación, así como las zonas donde se muerde más fuerte o los dientes que están expuestos a mayor sobrecarga. Es una muy buena herramienta para poder explicarle a un paciente qué es lo que está pasando en su boca”, detalla Uribe.

Estos equipos, provenientes de Estados Unidos, llegaron a Chile en su primera versión el 2019, y la última versión con tecnología 5D recién hace unos pocos meses. “Nosotros contamos con esta tecnología en nuestras 3 clínicas Kinder Sonrisa – Papudo, Colina, y Las Terrazas de Chicureo- lo que nos permite, además revisar en línea los casos de los pacientes de forma interdisciplinaria y contar con la opinión de otro especialista sin que el paciente tenga que trasladarse. Es como tener la boca del paciente en la nube”, indica la ortodoncista.

El trabajo integral e interdisciplinario permite además un ahorro en el largo plazo, puesto que muchos pacientes que reciben tratamientos dentales luego retroceden por no haber cubierto otras falencias fonoaudiológicas o de otra índole. “hay que invertir bien desde los cimientos, nosotros tenemos pacientes que a los 11 o 12 años lo que necesitan de ortodoncia es muy poco porque se hizo un buen trabajo inicial, por eso estoy convencida que los ortodoncistas nunca deben trabajar solos, el apoyo de equipos diferenciados es fundamental para ver florecer a los niños en todos los sentidos”, recalca Uribe.

Editor Diario Santiago

https://eldiariosantiago.cl

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *