noviembre 26, 2022

Cómo trabajar la reputación de una empresa desde el talento humano

 Cómo trabajar la reputación de una empresa desde el talento humano

La percepción que genera una empresa también impacta a quienes trabajan o desean trabajar en ella. Y las organizaciones que quieren contar con los mejores también tienen que ofrecer lo mejor a su talento humano.

 La reputación de marca de una empresa es uno de los capitales más valiosos de una empresa. Gracias a ella, organizaciones de todo tipo de industrias construyen una imagen que les permite impactar al mercado, atrayendo inversiones y capital, generar negocios, establecer relaciones con consumidores, la comunidad, los medios de comunicación, entre otras cosas. Y, algo muy importante, contar con los mejores profesionales del mercado.

Pero, ¿cómo lograrlo? Crear una reputación de marca positiva es un tema complejo. Alcanzar un reconocimiento transversal y conseguir al mejor talento humano son objetivos que requieren planificación y estrategia. Hay que tomar decisiones para retener y atraer a los mejores talentos, que van de la mano con la construcción de una marca sólida, a la cual esos talentos quieran pertenecer. Y, por otro lado, es fundamental saber evitar errores que lleven a contratar a las personas equivocadas.

¿Cómo construir una marca que todos desean?

Es sabido el concepto de que se necesita muchos años para construir una reputación y apenas unos minutos para arruinarla. Una serie de factores concretos y emocionales están en juego aquí y están íntimamente relacionados con la cultura organizacional de una empresa.

Por eso, las empresas que desean construir una marca sólida deben contar con una identidad, establecer una relación positiva con sus accionistas y/o inversionistas y generar una imagen favorable ante la comunidad. Este punto se relaciona con la necesidad de conseguir al mejor talento disponible, ya que los trabajadores forman parte de ella y serán fundamentales para alcanzar esa identidad.

“Hoy las empresas que buscan innovar y destacar, independiente de su rubro, trabajan mucho los aspectos que giran en torno a su reputación y la construcción de una marca lo más sólida posible. Eso genera el enorme desafío de establecer claramente su misión, visión y valores, definir su cultura organizacional y, en base a eso, establecer una estrategia y planificación de reclutamiento, que permita atraer a los mejores talentos disponibles”, resume el director asociado de Robert Half Chile, Caio Arnaes.

La importancia del reclutamiento estratégico

Las transformaciones que han ganado impulso con la pandemia y la crisis económica han popularizado la práctica del reclutamiento estratégico. Según datos obtenidos en una encuesta realizada por Robert Half en el primer semestre de 2022, el 55% de las empresas reconoce haber realizado una mala contratación en los últimos 12 meses. Y de ellas, el 64% asegura que el impacto negativo de esa decisión es más grave hoy que hace un año atrás.

“Las empresas están cada vez más conscientes de que hay poco margen de error a la hora de contratar profesionales. Si quieres una empresa con una reputación alta, necesitas profesionales con talento. Y para lograrlo, debes tener claro qué vas a ofrecer y qué tipo de persona necesitas, para luego salir al mercado sabiendo qué debes buscar”, dijo Arnaes.

Ante esa idea, llama la atención un dato. Los tres errores que más cometen los profesionales que postulan a un empleo son mentir en el curriculum o en la entrevista (85%), hablar mal del empleador anterior (44%) y no investigar sobre la empresa o industria a la cual está postulando (37%). “Las empresas no están perdonando este tipo de conductas. Y en el caso de aquellas con una alta reputación, menos”, apuntó el ejecutivo.

La deuda de las empresas

Sin embargo, no todos los errores son responsabilidad de los profesionales. Muchas veces las empresas se atribuyen una alta reputación y cualidades que pueden atraer talentos, pero en poco tiempo ven cómo se desvanecen esas ilusiones.

Entre las principales razones para que un candidato rechace una oferta laboral figura una falta de coincidencia entre el ofrecimiento y las expectativas laborales del profesional (27%), falta de oportunidades de trabajo híbrido o remoto (22%) y procesos de contratación demasiado largos (21%). “Hoy los talentos profesionales buscan empresas que sean coherentes entre lo que dicen y lo que hacen, que estén abiertas a los cambios que se han consolidado tras la pandemia y que muestren agilidad en todos sus procesos. Han aprendido que, así como se les exige a ellos, también tienen el derecho a hacerlo”, precisó Arnaes. “Y si no cumplen con alguno de esos criterios, no tendrán el mínimo problema en seguir adelante con su búsqueda”, recalcó.

Un mercado aún activo

El 65% de las empresas reconoció estar contratando actualmente, según el sondeo de Robert Half. Entre las razones más apuntadas está el aumento de dotación por expansión del negocio, cubrir puestos vacantes por renuncias y por despidos. Y aunque se observa una desaceleración en las últimas semanas, la tendencia sigue siendo armar equipos para enfrentar lo que viene. “Las empresas siguen teniendo el desafío de conseguir a los mejores. Eso es una constante. Y para lograrlo, no basta con un reclutamiento bien hecho, ahora se necesitan empresas atractivas, conectadas con las necesidades y deseos de sus trabajadores. Se necesitan empresas que demuestren la reputación que dicen tener en esas acciones, que son, en definitiva, las razones por las cuales los talentos se sentirán atraídos para entrar o permanecer en esas organizaciones”, concluyó Arnaes.

Periodista Economico

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *