noviembre 26, 2022

Abogada acusa montaje y pide condena en costas para la Fiscalía Regional de La Araucanía

 Abogada acusa montaje y pide condena en costas para la Fiscalía Regional de La Araucanía

La abogada Nubia Vivanco logró la absolución de los 9 soldados acusados de torturas y secuestro en Collipulli, con un veredicto 3-0 en contra del Ministerio Público y del Instituto Nacional de Derechos Humanos. 

Los tres jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Angol coincidieron en que los nueve soldados que habían sido acusados de torturar y secuestrar a un grupo de cinco jóvenes en Collipulli, durante la pandemia, son inocentes de los delitos de los cuales fueron acusados por la fiscalía regional de La Araucanía y el Instituto nacional de Derechos Humanos (Indh).

Los militares, dentro de los cuales hay dos jóvenes mapuche -uno de ellos hijo de un lonco- se encontraban cuidando la zona durante la pandemia, cuando fueron acusados de haber secuestrado a los denunciantes y de haber simulado un fusilamiento, luego de los cual los habrían dejado libres.

Sin embargo, para la abogada defensora Nubia Vivanco todo esto fue un montaje y lo que es peor, el Ministerio Público nunca se preocupó «ni siquiera» de investigar y arrastra a los soldados al juicio oral que acaban de ganar.

«Lo dijimos desde un principio, era un montaje, eran inocentes. Nuestros 9 soldados absueltos, 3 a 0 en TOP de Angol. Pedí condena en costas para el Ministerio Público e INDH. Vencer el mal con Bien. Bendito sea Dios«, escribió en Twitter la abogada.

Y es que según Vivanco, incluso dos de los militares acusados por la fiscalía regional de La Araucanía y el Indh eran mapuche. «Dos de esos soldados son mapuche y el Ministerio Público, después de dos años de investigación, no tenía idea», manifestó la abogada, pero además uno de los denunciantes estaría hoy en prisión preventiva por asesinato.

«Uno de los denunciantes se encuentra hoy en día privado de libertad, por haber asesinado a otro mapuche …«, agregó Nubia Vivanco.

La abogada defensora, quien señaló: «Afortunadamente, el día de hoy (ayer) el Tribunal Oral en lo Penal de Angol, de manera unánime, absolvió a los nueve imputados de la causa … estamos como defensores felices, porque el fallo además es contundente«.

«Los nueve jóvenes soldados están muy satisfechos del trabajo realizado, felices con sus familias. Es algo por lo que se ha trabajado y orado mucho también. Una vez que tengamos una sentencia firme y ejecutoriada podremos dar mayores antecedentes sobre le tema«, dijo Nubia Vivanco y es que aun queda la posibilidad de que el Ministerio Público, el Indh o alguno de los acusadores recurra de nulidad la sentencia que se debería leer el próximo 30 de noviembre.

Los hechos según la fiscalía

De acuerdo a la Fiscalía, en horas de noche del 13 de octubre de 2020, cinco jóvenes mapuches –tres varones y dos mujeres– concurrieron hasta el sector Los Pinos, comuna de Collipulli, lugar donde fueron abordados por una patrulla del Ejército, a cargo del teniente Santander Castellón e integrada por otros 10 efectivos del Ejército, quienes se movilizaban en un camión militar, en horario de toque de queda.

Una vez en el lugar, los efectivos militares, «actuando conjunta y coordinadamente y abusando de sus cargos»,  habrían descendido del vehículo portando armas de fuego con las que apuntaron a las víctimas, obligándolas a lanzarse al suelo con las manos en la nuca, insultándolos y maniatándolos con amarras plásticas.

«Luego, los imputados habrían roto los vidrios y neumáticos de los dos vehículos en que se movilizaban las víctimas, propinaron golpes a los detenidos, los pisotearon e insultaron por ser de la etnia mapuche, amenazándolos con matarlos si se movían«, acusó en su oportunidad el fiscal de la causa.

Posteriormente y según el ente persecutor, los militares obligaron a las víctimas a subir al camión castrense, ordenándoles a viva voz tenderse boca abajo, cargando con los pies los cuerpos de los jóvenes, a quienes trasladaron hasta un predio forestal, ubicado en un sector despoblado distante a 2,5 kilómetros, donde les ordenaron descender del camión y lanzarse al suelo. En esta posición los habrían rociado con un líquido, presumiblemente un acelerante, señalando uno de los soldados: “hay que quemarlos”.

Finalmente, estando las víctimas de espalda y maniatadas, los militares habrían realizado un simulacro de fusilamiento, procediendo a “pasar bala” para, finalmente, cortar las amarras plásticas de las muñecas de los jóvenes mapuches, ordenándoles no mirarlos o, de lo contrario, «los matarían».

El veredicto absolutorio, emitido por los tres jueces del TOP de Angol será leído el 30 de noviembre y a partir de esta fecha se podrían deducir los recursos de nulidad respectivos.

Editor Diario Santiago

https://eldiariosantiago.cl

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *