Acudirán a Tribunal Ambiental por malos olores de plantel porcino de Tucape

 Acudirán a Tribunal Ambiental por malos olores de plantel porcino de Tucape

«Los episodios de malos olores continúan hasta el día de hoy», señalaron desde el comité ambiental de la comuna, que aseguran que la empresa no estaría cumpliendo con lo ordenado por la Corte Suprema.

 

El 1 de agosto de 2022, la Corte Suprema acogió un recurso de protección presentado por la Municipalidad de Tucapel y organizaciones locales contra una planta de cerdos ubicada en la comuna, debido a la emanación de malos olores.

La acción legal acusaba a las empresas Las Astas, propietaria del plantel porcino, y Coexca, explotadora de dicho criadero, de vulnerar la garantía constitucional que protege la vida y salud de los vecinos, y su derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación.

El documento, además, incluía las firmas de la junta de vecinos Los Castaños II de Huépil y el comité de agua potable rural de Villa Fátima, colindantes de este plantel porcino ubicado cerca del cementerio municipal, en el kilómetro 1 yendo desde la localidad Huépil a Tucapel.

El fallo -que se dio tras varios años de protestas de vecinos del sector, que desde 2011 veían denunciando malos olores en las proximidades del plantel porcino- establecía poner término a los focos de contaminación denunciados, ordenando a la Superintendencia del Medio Ambiente, la Seremi de Salud del Biobío y la Dirección Regional de Aguasdar estricto cumplimiento a lo dispuesto en la sentencia. Además, se ordenaba a la Corte de Apelaciones de Chillán a velar por su cumplimiento.

Sin embargo, desde la fecha antes citada en adelante y de acuerdo a lo reportado por vecinos, la emanación de malos olores no habría cesado por parte de este plantel porcino. Así lo expresó la presidenta del «Comité Ambiental Comunal Tucapel», Isabel Gatica, en diálogo con diario La Tribuna.

«Los episodios de malos olores continúan hasta el día de hoy. Las denuncias a nuestro WhatsApp no se han detenido», señaló.

Gatica, además, aseguró que las instituciones del servicio público que debían fiscalizar a la empresa no estarían cumpliendo ese rol.

«Nosotros hemos continuado con las denuncias de manera individual y como organización hacia la SNA y a los entes pertinentes fiscalizadores, tanto la Superintendencia de Medio Ambiente como la Seremi de Salud», manifestó.

Ante esta situación, el Comité Ambiental Comunal de Tucapel ha estado realizando diligencias para hacer valer el recurso de la Corte Suprema. En abril de este año «solicitamos al municipio la necesidad de gestionar acciones legales en los tribunales de medio ambiente, con una demanda que correspondía para iniciar un proceso que otorgue una sanción de incumplimiento de la empresa», comentó Gatica.

DENUNCIAS DEL MUNICIPIO

En medio de este contexto, la Municipalidad de Tucapel realizó dos denuncias contra el plantel porcino. Según publicaron en un comunicado, esto se debió «al hedor percibido» y las «denuncias recibidas desde las comunidades».

El asesor jurídico del municipio, Guillermo Escárate, detalló que en «el último grave episodio de malos olores ocurrido en Tucapel, respecto de la operación del plantel porcino ubicado en el sector Monteverde colindante con el sector urbano de Huépil, se puede constatar el flagrante incumplimiento de la normativa y procedimiento ambientales que le es exigible a la planta manejada por el consorcio Coexca».

A lo anterior, agregó que «en agosto de 2022 la Corte Suprema acogió un recurso de protección interpuesto por los malos olores de la planta de esta empresa, ordenando a la Superintendencia de Medio Ambiente y a la autoridad sanitaria a ejercer todas las fiscalizaciones que corresponden, lo cual estimamos que a la fecha no se ha producido en formal cabal y estricta. Asimismo, la empresa tampoco ha cumplido con el deber de informar periódicamente a la Corte de Apelaciones de Chillán los cumplimientos de esta normativa».

Por esta razón, la corporación edilicia a través del profesional de la Unidad de Medio Ambiente, Jordan Pino, estampó una denuncia en la Superintendencia de Medio Ambiente. Además, acudió al plantel de cerdos para cursar una infracción por incumplimiento a la ordenanza N°50 de Medio Ambiente de la Municipalidad de Tucapel. De esta manera, representantes de la empresa quedaron citados para el miércoles 6 de diciembre al Juzgado de Policía Local.

TRIBUNAL AMBIENTAL

Debido a que «los episodios de olores siguen desde dicho establecimiento» y que «los servicios públicos no han estado a la altura de las exigencias pedidas en el fallo de la Corte Suprema», la Municipalidad de Tucapel anunció que acudirán al Tribunal Ambiental de Valdivia.

«Prontamente ingresaremos un libelo al Tribunal Ambiental de Valdivia para que comience a tramitarse nuestra petición», confirmó Escárate.

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido