Diabetes y embarazo Tengo diabetes ¿puedo tener hijos?

 Diabetes y embarazo  Tengo diabetes ¿puedo tener hijos?

En el caso de los pacientes diabéticos que buscan convertirse en padres, es fundamental un buen control de la enfermedad.

Otro cambio que la diabetes puede causar en la fertilidad masculina tiene que ver con la disminución en la producción de testosterona.

Para nadie es fácil que le confirmen el diagnóstico de diabetes, una enfermedad crónica que acompañará toda la vida. Es un verdadero balde de agua fría, a lo que se suman múltiples preguntas de diferentes ámbitos, uno de ellos la fertilidad: ¿podré tener hijos?

Si bien una diabetes mal controlada puede incidir negativamente en la fertilidad, generación de abortos espontáneos y en la malformación de un bebé en gestación, la respuesta a la pregunta es sí; los diabéticos crónicos sí pueden tener hijos. Pero para ello hay factores fundamentales que las futuras madres o padres deben cumplir, como llevar un buen control de la diabetes, Hemoglobina glicosilada de 6, glicemia de ayunas, perfil lipídico, función renal, o planificar el embarazo. Y, si es necesario, es imprescindible buscar apoyo de expertos en reproducción asistida, por ejemplo, en casos de Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) o envejecimiento prematuro de los espermatozoides como consecuencia del aumento del estrés oxidativo; en este último caso, también son mayores los riesgos de transmisión de alteraciones genéticas a los descendientes.

“En el caso de los pacientes diabéticos que buscan convertirse en padres es fundamental un buen control de la enfermedad, como primer requisito; en el caso de las mujeres es clave que tengan un peso adecuado, mantengan una alimentación saludable, buena administración de los medicamentos y en sus dosis adecuadas, insulina en diabetes mellitus tipo 1, y metformina en diabetes mellitus del tipo 2”, explica el doctor Rodrigo Carvajal especialista en reproducción asistida de IVI Santiago. 

En términos de exámenes, se solicita el de hemoglobina glicosilada -promedio de las glicemias de los últimos tres meses, obtenido por examen de sangre- ojalá cercana al 6%; también es necesario una visita al oftalmólogo para revisión de la vista y descartar retinopatía diabética, ya que podría verse perjudicada durante la gestación. Si bien buscar un embarazo cuando se tiene diabetes requiere de varios pasos y mayores cuidados, abrazar la maternidad sí es posible.

 

¿Qué pasa si tengo SOP o problemas con la calidad de los espermatozoides producto de la diabetes?

De acuerdo a estudios realizados por IVI Global, las mujeres con diabetes sí pueden someterse a tratamientos de reproducción asistida, pese a algunas dificultadas asociadas que pueden provocar factores de riesgos como la hipertensión o síndrome metabólico. El SOP es un trastorno endocrino que se acompaña de síntomas como obesidad, reglas irregulares e hiperandrogismo (incremento de las hormonas masculinas, más vello corporal, acné y otros rasgos).

“Muchas mujeres con ovario poliquístico sin síntomas no ven afectada su capacidad reproductiva. Pero un porcentaje importante pueden presentar una dificultad relacionada a la ovulación, con reglas algo retrasadas, y ningún otro síntoma. Este es un problema fácil de resolver, ya que con un simple procedimiento que induce la ovulación reanuda los ciclos de 28-30 días, facilitándose el proceso de gestación. Este tratamiento puede ser muy sencillo, con unos comprimidos de clomifeno, letrozol o bien gonadotropinas -este último un fármaco mucho más potente- cuyo consumo siempre debe ser bajo control de un ginecólogo con experiencia con estos fármacos”, agrega el especialista.

 

La salud de los espermatozoides

A través del espermiograma se puede analizar la cantidad, movilidad y morfología del espermatozoide, pero cuando existen dudas sobre eventuales alteraciones en la estructura del ADN, es necesario realizar estudios complementarios de análisis genético, como el estudio fragmentación DNA espermática, y estrés oxidativo espermático.

Otro cambio que la diabetes puede causar en la fertilidad masculina tiene que ver con la disminución en la producción de testosterona, que también afecta a la calidad de los espermatozoides y puede provocar disfunción eréctil.

Las mujeres y los hombres con diabetes pueden tener hijos, por lo que en caso de alguna dificultad el seguimiento de un especialista en medicina reproductiva es muy importante, además de mantener la diabetes controlada.

Sobre IVI: 

IVI nació en 1990 como la primera institución médica en España especializada íntegramente en reproducción humana. Desde entonces ha ayudado a nacer a más de 200.000 niños, gracias a la aplicación de las últimas tecnologías en Reproducción Asistida. A principios de 2017, IVI se fusionó con RMANJ, convirtiéndose en el mayor grupo de Reproducción Asistida del mundo. Actualmente cuenta con más de 65 clínicas en todo el mundo y es líder en Medicina Reproductiva. https://ivi.es/ –  https://rmanetwork.com/

IVI Santiago es una clínica especializada íntegramente en reproducción asistida presente en Chile desde 2007, dirigida por el Dr. Carlos Troncoso Reyes. 

Notero Regional

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Ir al contenido