Senador Lagos Weber plantea mayor demanda de recursos económicos para la protección de parques nacionales en Chile.

 Senador Lagos Weber plantea mayor demanda de recursos económicos para la protección de parques nacionales en Chile.

“Lo que hoy día se pone para cuidar y proteger las áreas protegidas versus lo que se requeriría para que funcione bien, hacen que la brecha sea gigantesca”.

En seminario de reflexión sobre el rol de nuestro país en políticas de conservación de las áreas protegidas a nivel nacional, el parlamentario valoró los avances en materia de recursos hasta la fecha y planteó necesidad de seguir fortaleciendo el financiamiento de los parques nacionales, en la discusión del Presupuesto para 2024.

 

Durante esta semana, el senador por el PPD, Ricardo Lagos Weber, destacó la importancia de continuar generando espacios para mejorar el financiamiento que otorga el Estado de Chile a la protección y conservación de nuestras áreas protegidas, esto a través de dotar con mayores recursos al Servicio de Biodiversidad de Áreas Protegidas (SBAP), servicio creado justamente para administrar y direccionar los recursos públicos en esa línea, en el marco del seminario “Financiamiento de Áreas Silvestres Protegidas: inversión necesaria para el desarrollo sostenible”, evento que contó con la presencia de autoridades, parlamentarios y expertos que analizaron el contexto actual de nuestro país en materia de conservación.

 

Tras la actividad que se realizó en dependencias del ex Congreso Nacional, el parlamentario aseguró que “el SBAP puso recursos adicionales para estas áreas silvestres protegidas; de 19 mil millones se pasó a 30 mil millones, y entonces uno dice ¡guau!, son muchos recursos… sí. Con todo, lo que hoy día se pone para cuidar y proteger esas áreas, versus lo que se requeriría para que funcione bien, hacen que la brecha sea gigantesca y esto hace que Chile sea uno de los 10 países en los últimos lugares del mundo en resguardar sus áreas protegidas, entendiendo plata (sic) por hectárea protegida. Nosotros somos siete veces menos que Perú y 10 veces menos que Argentina y de todos los parques protegidos, el 20% no cuenta ni con un guardaparque en Chile; o sea, de 100 parques 20 no cuenta con guardaparque alguno, y de los 80 que restan, la mitad tiene tres con suerte. Ese es el déficit que tenemos. Y para tener más guardaparques debemos tener más personal, pero al mismo tiempo un lugar dónde alojarlos porque estamos hablando de parques que están en lugares muy aislados”, indicó.

Como anécdota, señaló que “el parque nacional Kawésqar, tiene a don Jovito González, que es su único guardaparque y que se encarga de toda esa área protegida ¿Saben de qué tamaño es ese lugar? Del tamaño de Bélgica y hay un solo funcionario de CONAF encargado de ese parque. Esa es la dimensión de la brecha”, aseguró.

 

En materia de fondo y como objetivo para lo que vendrá en materia de discusión pública en esta materia, Lagos Weber concluyó que “el objetivo del seminario es ver cómo encaramos en esta discusión presupuestaria, una mirada de mediano plazo, que logre aplanar lo que se haga de recursos (económicos) entendiendo que tiene que ser gradual en el tiempo, pero también coincida con una meta importante para Chile; que es la meta del 30 por 30: esto es, hacer que el 30% del territorio de estas áreas estén debidamente protegidas de aquí al 2030. Este es un compromiso internacional que tienen varios países, y la idea es presentar a la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, un calendario y montos que sean razonables y nosotros creemos que vamos a ser responsables de plantearle al Estado chileno que se haga cargo de sus parques y que demos cuenta de los guardaparques y la infraestructura. Entonces, los financiamientos son dobles: uno es para gastos operacionales, el pago de sueldos, de la luz, del agua, etc., pero lo otro es lo que se debe invertir en infraestructura, que no hay para parques”.

 

Según el estudio “Targeting global conservation funding to limit inmediate biodiversity declines”, Chile se encuentra dentro de los 10 países que menos aporta a nivel global a la conservación de su biodiversidad. Para el caso particular de las áreas protegidas, el presupuesto total anual según Ley de Presupuestos para el 2023, es de 19.000 millones de pesos, equivalentes a 1.800 pesos por hectárea de área protegida.

Notero Regional

error: Content is protected !!
Ir al contenido